Un mar de fueguitos...

"Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia, pudo subir al alto cielo.
A la vuelta, contó. Dijo que había contemplado, desde allá arriba, la vida humana. Y dijo que somos un mar de fueguitos.
—El mundo es eso —reveló—. Un montón de gente, un mar de fueguitos.
Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás.
No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco, que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero otros arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca, se enciende."

Eduardo Galeano
( El mundo , de "El libro de los abrazos")

*******************************************************************************************

miércoles, 29 de agosto de 2012

Colonia Dolores...

En este contexto, entre 1867 y 1870, los padres franciscanos Gerónimo Marchetti y Bernardo Arana, con el cacique Mariano Salteño y unas 60 familias, fundaron la misión de Nuestra Señora de los Dolores en terrenos denominados Cantón San Martín otrora Fortín Cayastá Viejo. (1)


Así es como en 1890 son trasladados al nuevo lugar las escasas familias indígenas que aún quedaban en la antigua colonia. (2)

Así nació lo que hoy se conoce como Colonia Dolores.

Mediados del siglo 19, tiempos de reducciones aborígenes… En este contexto, entre 1867 y 1870, los padres franciscanos Gerónimo Marchetti y Bernardo Arana, con el cacique Mariano Salteño y unas 60 familias, fundaron la misión de Nuestra Señora de los Dolores. Con muchas necesidades y ya despojados de sus tierras, a duras penas los indígenas sobrevivieron allí.

Hoy Colonia Dolores cuanta con un millar de habitantes siendo el 95 %, directa o indirectamente, descendiente de mocovíes. En 1984 se fundó la comuna convirtiéndose en el primer municipio indígena de la provincia de Santa Fe.

El santo patrono del pueblo es Santo Cristo, pero Santa Rosa de Lima forma parte muy importante de la comunidad, en cuanto a la historia legada de sus antepasados originarios.

Cuenta la historia (contada por los franciscanos) que entre los últimos 15 días del mes de agosto y los primeros de septiembre de cada año, los indígenas reducidos anunciaban, con ritos y todo tipo de ceremonias originales, el arribo de un nuevo tiempo anual que traía consigo la vida y la transformación de la naturaleza…

Los franciscanos que en un primer momento no entendían nada de lo que pasaba, tomaron una fecha religiosa cercana a estos días como para referenciar dicho anuncio: el 30 de agosto Santa Rosa de Lima. Hoy conocido como año nuevo mocoví.

Todos los años para esta fecha, los mocovies de Colonia Dolores, se convocan para festejar el año nuevo de la comunidad.

En la misma, se efectúan diversos actos: misa en la capilla Santo Cristo; peregrinación hasta el predio donde se realizan los distintos actos preparados por la comunidad: saludos a los 4 vientos; al sol; al agua, la tierra… finalizando con el recitado del himno mocovi.

Tierra: la base del sustento

Viento: es el que lleva la enseñanza a todas las nuevas generaciones.

Agua: desde allí se sacan los peces y se bebe el liquido elemento vital

Sol: la vida

Himno mocovi: letra de Cesar Coria y voz de Don Alfredo Salteño, chaman y “jefe” del Consejo de Ancianos de la comunidad.

Final con audio grabado en origen: recitado del Himno Mocovi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada